Libros arcoiris y alambre de púas sobre un fondo rosa intenso

Los jóvenes hablan a favor de las bibliotecas

Si nosotr@s no nos hacemos escuchar, otros pueden usar nuestro silencio para inventar historias falsas y dañinas a cerca de nosotr@s. Nosotr@s somos l@s jóvenes que estamos heredando este mundo. – Will Jaster

Notará que Southern Oregon Coast Pride utilizan la letra “@” en lo plural. Lo hacen para incluir a las personas de diferentes géneros, y que no se conforman con el género binario establecido [femenino, masculino].

En los últimos años, Oregón ha mejorado mucho los estándares del plan de estudios de nuestras escuelas y en la variedad de recursos que ofrecen nuestras bibliotecas, particularmente en lo que tiene que ver con las diversas experiencias de las personas racializadas y queer. Desafortunadamente, las bibliotecas y las escuelas públicas han siendo objeto de ataques alarmantes que intentan socavar nuestro derecho democrático a la libertad de expresión.

En respuesta a estos ataques, el Legislatura del estado de Oregón Actualmente está considerando el Proyecto de Ley Senatorial 1583. Si se aprueba, este proyecto de ley protegería la libertad de expresión de los estudiantes al prohibir la discriminación en los materiales disponibles en las escuelas públicas de Oregón por motivos de raza, religión, capacidad, país de origen, sexualidad o género de las personas presentadas. Dígale a los legisladores: los estudiantes merecen escuelas seguras y acogedoras presentando testimonio hoy (lunes) antes de su audiencia del martes. Si deseas brindar testimonio oral de manera presencial o virtual Registrate aquí! Tenga en cuenta que el testimonio oral debe durar 2 minutos o menos.

En respuesta a uno de esos ataques, los miembros de la comunidad de Brookings brindan un poderoso testimonio en las reuniones de la Junta de la Biblioteca Pública Comunitaria de Chetco.A continuación podrá leer un artículo del boletín informativo más reciente de Southern Oregon Coast Pride escrito por un joven sobre su perspectiva sobre los ataques locales y por qué otros deberían involucrarse. ¿Está tomando medidas como esta en su comunidad? ¿Quiere hacerlo? ¡Regístrese hoy para unirse a estos organizadores y otros en la Sesión de Caucus y Estrategia Rural el sábado 6 de abril en Woodburn para elaborar estrategias juntos!

Southern Oregon Coast Pride Advocacy Spotlight

Will Jaster, pronombre: él

Desde hace casi dos años se ha venido dando un conflicto entre la biblioteca pública de Chetco en Brooking’s y un grupo de vecinos preocupados. Resulta que estos vecinos están cuestionando la selección de libros infantiles, y el contenido sexual inapropiado que se ofrece a l@s nin@s. El único problema con este conflicto es que no hay ningún libro con contenido sexual inapropiado en la sección infantil.

La junta directiva de la biblioteca pública de Chetco, realiza reuniones mensuales que están abiertas a la comunidad. En estas reuniones la juntadirectiva recibe sugerencias relacionadas con los servicios que presta al público, buscando siempre mejorarlos. Pero últimamente estas reuniones se han convertido en una plataforma para exigir que las y los bibliotecarios hagan algo en relación con los libros con contenido sexual. Durante la reunión de agosto del 2022, los dos libros que sirvieron como ejemplo del contenido sexual fueron Maia Kobabe’s Genderqueer y el libro de Robie H. Harris, It’s Perfectly Normal (Es perfectamente normal)

_ _ ya no lo mencionaron en la reunión del mes de noviembre 2023, pero Genderqueer sigue siendo un tema candente para los manifestantes, a tal punto que en la sección de opinión de The Curry Coastal Pilot, el periódico local, ha publicado varias cartas al editor en las cuales l@s autor@s piden urgentemente a l@s lector@s para que hagan algo contra el contenido lascivo que hay en la biblioteca.

Yo soy un residente de Brookings. Crecí y he vivido aquí toda mi vida con mis padres quienes han sido parte de esta comunidad por décadas.

También he sido testigo de la situación que se está dando en la biblioteca, y considero que los argumentos presentados por estas personas que están protestando son una amenaza para el bienestar de nuestra comunidad. Este movimiento contra la biblioteca es una campaña activa de desinformación característica de tácticas deshonestas que al final conducen a censurar a las voces minoritarias.

No es una coincidencia que los libros que están siendo cuestionados son libros relacionados a la identidad queer y a la educación sexual. El argumento que están usando para que estos libros sean retirados de las libreras, es que son muy sexualmente explícitos para un público muy joven. Para desenmascarar este argumento, hablemos un poco a cerca de los dos libros que han sido cuestionados.

Genderqueer es normalmente clasificado para mayores de 18 años, en los sitios donde se puede comprar, como por ejemplo Amazon. Las redes sociales como Common Sense Media, donde se publican clasificaciones para los libros, tiene varios comentarios hechos por los padres sugiriendo que los jóvenes deben tener al menos 16 años para leer Genderqueer. En la biblioteca pública comunitaria de Chetco, este libro está en la sección de novelas graficas para adultos.

_ Por otro lado, es perfectamente normal sí se encuentra en la sección infantil. Sin embargo, es un libro para la educación sexual enfocado en la pubertad. La mayoría de los comentarios en el internet a cerca de este libro, dicen que este libro es simplemente una manera de iniciar una conversación con l@s niñ@s a cerca de la educación sexual y que es totalmente apropiado para jóvenes.

Las ilustraciones de personas desnudas en el libro son muy simples, con posturas neutrales para mostrar las diferentes etapas del cuerpo humano a lo largo del ciclo de la vida. Ahora las ilustraciones de actos sexuales en el libro están lejos del nivel de las imágenes que se ven frecuentemente en la pornografía en las cuales se muestra violencia y degradación.

A pesar de esto, las personas que están protestando están repartiendo información falsa clasificando estos libros como depredadores. Algunas de las tácticas que se están usando son presentar imágenes fuera de contexto, creando una vaga credibilidad, y también están dando testimonios falsos. Páginas de Genderqueer están siendo presentadas como si fuesen instrucciones para el sexo oral y muestras de pornografía infantil. Se ignora que provienen de la experiencia personal de Kobabe’s, el autor, con otro adulto expresando su sexualidad. En las reuniones de la junta de la biblioteca, algunas personas que están en contra de estos libros han hablado, y aducen ser especialistas en estos temas, pero nunca presentan sus credenciales académicas. Estas personas también mencionan estudios que supuestamente demuestran que la transición de género daña a la niñez sin mencioHa habido reclamos por una carta supuestamente escritanar los estudios ni los nombres de los profesionales que lo afirman por una niña y su mamá, quejándose de que un empleado de la biblioteca estaba preguntando a la niña a cerca de su identidad sexual durante una reunión del Club del Libro Orgullo. De acuerdo con una carta al editor escrita por un miembro de la junta directiva de la biblioteca, estas fueron cartas anónimas, sin firma, y nunca se pudo identificar a las victimas ni confirmar la queja. Estas personas que están protestando no sólo están tratando de censurar las obras disponibles en la biblioteca, sino también están activamente censurando sus propias fuentes para reforzar sus reclamos.

De nuevo, este grupo de manifestantes dice que no están practicando la censura.

Según ellos, no quieren prohibir estos libros. Sólo quieren que estén etiquetados para prevenir al público que tratan temas de sexualidad y que estén colocados en una sección apartada en la biblioteca. Sin embargo, estas sugerencias traen más preguntas que respuestas. ¿Estas etiquetas se aplicarían a toda obra de ficción, o también material educativo? ¿Se usaría también esta etiqueta para videos y otros medios que también discuten la heterosexualidad, o sólo se aplicaría a la atracción queer? ¿Cuál sería el rango de expresión de sexualidad que abarcaría este espacio reservado?, ¿terminaría siendo exclusivamente sexo físico o también las fantasías? ¿Cómo se podría tener acceso a esos libros sí están en un lugar aparte, o detrás del mostrador de la biblioteca?

Cuando vemos con más atención estas sugerencias, podemos ver las contradicciones que tiene esta propuesta, se supone que se está planteando la sexualidad y la salud personal como algo vergonzoso y obsceno. Como que hay algo inherentemente malo en estos temas, y por lo tanto cualquier contenido que hable de esto debería estar en estanterías apartadas y con candado. Segregando publicaciones como estas, quitándolas de las estanterías de libre acceso en las bibliotecas, es sólo una forma disfrazada de censura. Pero censura disimulada adornada con una capa de pintura que aparenta ser para proteger a niñ@s de materiales traumatizantes.

Pero estos manifestantes no están protegiendo a nadie. De hecho, están dañando a las personas. Otra razón por la que siento la necesidad de hablar de este tema es la falta de respeto y dignidad humana hacia las personas que trabajan en la biblioteca ya que se sienten obligados a escuchar a estas personas manifestantes. La reunión de noviembre de la junta directiva de la Biblioteca dio inicio recordando al público que la junta no tenía que permitir la participación del público, aclarando que lo hacía porque ellos se preocupan por la comunidad. Me da tristeza que como respuesta a esto la comunidad responda interrumpiendo a la junta directiva, gritándoles y usando amenazas disfrazadas en su contra. Día tras día estas personas de la biblioteca que trabajan sirviendo a la comunidad son amenazadas, y acusadas de ser depredadores que están usando la biblioteca para sembrar comportamientos nocivos en la niñez, y todo sólo por un par de libros queer y de educación sexual que están en la parte inferior debido a la categorización asignada por el Dewey Decimal System. Este es el verdadero atentado contra la libertad de expresión que se está dando en la comunidad.

Sí pudiera pedir algo a l@s lector@s, les pediría que se involucren en sus comunidades, especialmente sí son jóvenes. Los jóvenes son parte de las comunidades tanto como los adultos, y no es justo que los adultos estén imponiendo narrativas falsas a cerca del daño que las bibliotecas hacen a los jóvenes.

Nosotros tenemos el derecho de decir que es lo que realmente nos está haciendo daño.

Si no hay ningún libro a cerca de las experiencias de la comunidad LGBTQ+, ¿dónde encontraremos las palabras para describir quiénes somos? Si no contamos con libros a cerca de la educación sexual, ¿cómo sabremos protegernos de las enfermedades de transmisión sexual (STDs), embarazos no deseados, y violaciones? La información nos empodera, y nos da la habilidad para defendernos. Mantenernos encerrados en el closet sólo nos daña, y hace más difícil terminar con el ciclo dañino.

No se trata de una pelea moral como dicen las personas que quieren imponer la censura. No se trata de proteger a l@s niñ@s del contenido sexual. Al contrario, están tratando de restringir la libertad para descubrir quienes son, aunque la respuesta sea que son la misma persona que siempre han sido.

Si su biblioteca está enfrentando una situación similar, y su junta directiva está permitiendo al público participar en sus reuniones mensuales, yo les recomiendo participar si les es posible.

No es necesario que hablen en las reuniones si no sienten que están list@s, el hacerse presente y escuchar es más que suficiente. Para las personas que sí quieren hablar, yo los ánimo para que lo hagan. Hablen con valentía.

Pararse y hablar es la forma más poderosa de defender la libertad de expresión y apoyar la lucha por la igualdad. Ustedes no solo están ayudando a la comunidad LGBTQ+, y defendiendo la libertad de expresión, también están luchando por la libertad para que cualquier grupo minoritario pueda escribir sus propias historias. Si nosotr@s no nos hacemos escuchar, otros pueden usar nuestro silencio para inventar historias falsas y dañinas a cerca de nosotr@s.

Nosotr@s somos l@s jóvenes que estamos heredando este mundo. Nosotr@s merecemos ser escuchad@s al hacer eco de las palabras de nuestros antepasados que pelearon por lo mismo, antes de que nosotr@s existiéramos.

Nosotr@s estamos aquí, y nosotr@s somos queer. Acéptenlo.

Para imprimir, PDF y correo electrónico
Español de México