El veredicto está en

Estamos en un momento revelador en el que el racismo y la supremacía blanca sobre los que se basan y sirven muchos de nuestros sistemas se reflejan en nosotros.

Con la absolución de George Zimmerman por la muerte de Trayvon Martin, y, en el mismo estado, Marissa Alexander fue sentenciada a 20 años de cárcel por disparar tiros de advertencia a su ex marido abusivo resultando en cero lesiones o muertes, está claro cómo la raza determina su experiencia con el sistema legal de los EE. UU.

Como muchos de ustedes, estoy enojado y estoy afligido. Es abrumador pensar en desmantelar estos sistemas, o incluso, a veces, imaginar cómo necesitamos que se vea nuestro mundo. Pero debemos hacerlo, porque no es lo suficientemente bueno para solo estar enojado.

Tómese unos minutos para leer el artículo a continuación titulado "El veredicto ha llegado: debemos organizarnos para obtener justicia", del viejo amigo de ROP, Chris Crass. Le habló a mi corazón organizador temporalmente paralizado, y espero que también le hable al suyo.

Calurosamente,
Jessica
El veredicto ha llegado: debemos organizarnos para obtener justicia

10 pasos que puede seguir para desarrollar el movimiento que necesitamos
Estamos enfurecidos, lloramos, tememos por nuestros hijos, estamos tratando de dar sentido a lo que todo esto significa a través de nuestra propia cultura intelectual de base facilitada por Facebook y Twitter, estamos tomando las calles y estamos cansados de viendo el asesinato de niños y hombres negros sancionado por el sistema legal estadounidense fundamentalmente racista.

1. Demuestre. Participa en las manifestaciones que se realizan en pueblos, zonas rurales y ciudades de todas las regiones del país. Decenas de miles de personas se están reuniendo para expresar nuestra indignación colectiva y exigir justicia para Trayvon Martin y el fin de la criminalización de las comunidades de color. Recluta personas en tu vida para que se unan a ti, saca a la gente a las calles.

2. Aflicción y amor. Conéctese con el dolor de este momento y esté con el dolor que nos rodea en nuestras familias y comunidades. A menudo nos saltamos el duelo y pasamos a la acción, pero el duelo puede conectarnos con un poder más profundo dentro de nosotros y conectarnos entre nosotros. El capitalismo quiere que nos separemos de nuestras emociones, que nos separemos de nosotros mismos y de los impactos que tenemos unos en otros y en el mundo. La liberación es un proceso de apego a nuestra humanidad y la humanidad de los demás. Amar a los demás mientras están afligidos, estar presentes, ser solidarios y encontrar fuerza en nuestras relaciones mutuas.

3. Conversión. Este es un momento de profunda injusticia que arroja luz sobre la supremacía blanca y el racismo cotidiano de nuestra sociedad. Este es un momento en el que la gente busca encontrarle sentido a lo que ha sucedido y lo que significa para sus vidas y sus hijos. Este es un momento en el que podemos trabajar por la conversión masiva, para concienciar, para despertar a las personas en nuestras vidas y redes a la realidad de la injusticia, así como las posibilidades de trabajar por la igualdad sistémica. No tenga miedo de decir la verdad con valentía, dé pequeños pasos, celebre victorias sutiles, desarrolle su confianza.

4. Estudiar. Tómese el tiempo para leer y estudiar a los que nos han precedido, aprender las lecciones de sus esfuerzos. Enraízate en la historia de los movimientos populares por la justicia y la igualdad. Lea el análisis para ayudar a entender el sistema económico y político y cómo la supremacía blanca, el patriarcado, la homofobia y el capacitismo son pilares de nuestro sistema desigual. Aprenda sobre el cambio visionario que otros imaginan y desarrolle su propia visión.

5. Conéctese. Únase a otros que trabajan por la justicia económica, racial, de género y social. Únase y apoye a las organizaciones que trabajan por el cambio en el que cree.

6. Tirar hacia abajo. Trabajar y apoyar campañas a nivel nacional y local. Participe en las luchas para lograr cambios y use esas campañas para involucrar a más y más personas en su vida. Involúcrese en lo que sea que funcione para su vida, todo lo que hacemos importa, cuando lo hacemos juntos, con una meta y una visión de hacia dónde vamos.

7. Puentes, no divisiones. Las divisiones de raza, clase y género se manifiestan en la sociedad y en nuestro trabajo por el cambio. Pero el antirracismo, el feminismo, la conciencia de clase, la justicia de la discapacidad pueden ayudarnos a crear comunidades y movimientos poderosos.

8. Construir cultura. Ayude a crear culturas de solidaridad y amor entre nuestras comunidades y diferentes luchas. Todos los días, de manera profunda y sutil, somos pueblos separados unos de otros y se nos dice que somos impotentes. Esta narrativa contraproducente en la mente de la gente común es fundamental para que los gobernantes mantengan el poder. Debemos crear narrativas de reciprocidad, empoderamiento y liberación.

9. Establezca metas. Metas para tu trabajo por la justicia, para tu crecimiento personal y para tus esfuerzos por crear culturas de solidaridad y amor. Encuentre lo que motiva a actuar y recuerde que estamos en esto a largo plazo.

10. Sea poderoso. Desarrolle sus habilidades a través de esfuerzos personales y colectivos para ser tan poderoso, efectivo, saludable y completo como pueda. Necesitamos personas que estén completamente vivas para ganar y crear la liberación que necesitamos. Recuerde que crecemos de manera poderosa a través de la acción colectiva por la justicia. Nuestra confianza en nosotros mismos y en los demás crece a medida que desafiamos la autoridad ilegítima y nos damos cuenta del poder que tenemos juntos para crear una sociedad democrática con igualdad y justicia, verdaderamente, para todas las personas. Somos más brillantes, estratégicos, visionarios y efectivos de lo que sabemos, cuando creemos en los demás y en nosotros mismos, y actuamos juntos.

Para Trayvon Martin y su familia. Por todos los niños y hombres negros que son asesinados en nuestra sociedad con impunidad. Para todos los que sabemos que un mundo mejor es posible. Seamos valientes y veamos que somos la fuente de la que proviene un poderoso cambio positivo.

Chris Crass es un organizador de justicia social desde hace mucho tiempo y autor de Hacia la liberación colectiva: organización antirracista, praxis feminista y estrategia de construcción de movimientos.

Español de México