Invadiendo nuestras comunidades con nuestros valores

El lunes por la noche en Monmouth, Oregon, el sótano de una iglesia se llenó lentamente con unas pocas docenas de buscadores de dignidad humana. Estas personas provienen de diferentes orígenes. Algunos llegaron de países extranjeros, algunos nacieron en los Estados Unidos: las identidades se cruzan y se entrelazan con la política, la raza, la geografía.

Te hacen preguntarte, es un tejana, nacido con piel morena en Texas, ¿menos estadounidense que un hombre blanco de San Diego? ¿Qué pasa con los inmigrantes que se gradúan de las escuelas secundarias de EE. UU. O los inmigrantes más nuevos a los que sirven una vez que van a trabajar? ¿Cuánto tiempo se tarda en convertirse en estadounidense? ¿Quién llega a ser estadounidense?

La gente en estas fotos se reunieron el lunes para ver una película sobre la integración de inmigrantes y la comunidad llamada Bienvenido a Shelbyville. La emoción de este evento no fue la simple reunión, sino que marcó el lanzamiento de una campaña audaz. para hacer del condado de Polk una comunidad acogedora para los recién llegados.

Polk Café Commons está reuniendo lenta y cuidadosamente a diversos sectores de la comunidad para encontrar puntos en común y afirmar sus valores compartidos. Están recolectando cientos de firmas en esta petición, que establece simple y claramente que no debemos dejar a nadie atrás en nuestra búsqueda de paz, seguridad y prosperidad.

Ayudaré a crear un diálogo dentro de mi comunidad.

Ayudaré a crear soluciones que lleven a nuestras diversas comunidades a un lugar de mejor aceptación.

Ayudaré a todos los residentes de nuestra comunidad a tener un lugar seguro y saludable para vivir y trabajar.

Ayudaré a nuestra comunidad a tener alimentos y productos seguros y sostenibles.

Reconoceré el valor de todos nuestros residentes y su contribución a nuestra fortaleza económica.

Esta simple campaña es poderosa en un contexto de estos tiempos.  La Ley DREAM fue aprobada ayer por un estrecho margen en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, con nuestros propios representantes de Oregon divididos sobre el tema. En su forma actual, la Ley DREAM brinda a los jóvenes indocumentados un camino estrecho para convertirse en ciudadanos, lo que implica pautas estrictas, multas elevadas y más de una década de espera. ¿No es eso suficiente para pedirles que demuestren que son lo suficientemente buenos para ser estadounidenses? ¿Hasta cuándo estos jóvenes, algunos de los cuales representan a los mejores y más brillantes de nuestro futuro, pagarán por nuestro sistema de inmigración quebrado?

Hoy luchamos por la victoria política, llamamos a nuestros congresistas, hacemos oír nuestras voces presionando para que la Ley DREAM se apruebe también en el Senado. Y eso es de vital importancia. Pero en nuestro tiempo libre poco a poco estamos construyendo una alternativa, estamos invadiendo nuestras comunidades con nuestros valores y creando el mundo en el que queremos vivir.

PD. ¡Llame al 202-224-3121 para conectarse con la centralita del Congreso y haga que se escuche su voz en el DREAM Act! Pregunte por el senador Jeff Merkley o el senador Ron Wyden y dígales que queremos que se devuelva el servicio comunitario en el DREAM Act como un camino hacia la ciudadanía para nuestra juventud. Recuérdeles que voten SÍ cuando se presente el proyecto de ley.

Para imprimir, PDF y correo electrónico
Español de México